Últimas entradas

Categorías

-Mi reforma- ¿IVA al 21% o al 10%?

Categoría: BLOG

Mucha gente nos pregunta porque tipo impositivo vamos a gravar su reforma o trabajo.

Es decir: “¿Qué IVA le vais a poner al trabajo el “normal” -al 21%- o el “reducido” al 10%?”.Nosotros nos ceñimos siempre a la ley y a lo que marca la Agencia Tributaria:

Obras de renovación y reparación de viviendas para uso particular

Cuando un proyecto de obras no pueda calificarse como de rehabilitación, las obras de renovación y reparación realizadas en edificios o partes de los mismos destinados a viviendas, tributarán al tipo reducido del 10 por ciento cuando se cumplan los siguientes requisitos:

a) Que el destinatario sea persona física (no actividad empresarial o profesional), y utilice la vivienda a que se refieren las obras para su uso particular. También cuando el destinatario sea una comunidad de propietarios por las obras hechas en el edificio en el que se encuentre la vivienda.

b) Que la construcción o rehabilitación de la vivienda a que se refieren las obras haya concluido al menos dos años antes del inicio de estas últimas.

c) Que la persona que realice las obras no aporte materiales para su ejecución o, en el caso de que los aporte, su coste no exceda del 40 por ciento de la base imponible de la operación.

Deben considerarse “materiales aportados” por el empresario o profesional que ejecuta las obras de renovación o reparación realizadas en edificios o partes de los mismos destinados a viviendas, todos aquellos bienes corporales que, en ejecución de dichas obras, queden incorporados materialmente al edificio, directamente o previa su transformación, tales como los ladrillos, piedras, cal, arena, yeso y otros materiales.

El tipo reducido se aplica a todo tipo de obras de renovación y reparación, como, por ejemplo: fontanería, carpintería, electricidad, pintura, escayolistas, instalaciones y montajes (antes del 14 de abril de 2010,el tipo reducido esta limitado a las obras de albañilería)

En todo caso, el coste de los materiales aportados por el empresario o profesional que realice la obra, no puede exceder del 40 por ciento del coste total de la obra ya que la calificación de la ejecución de obra como prestación de servicios o como entrega de bienes es esencial para valorar la procedencia o no del tipo reducido.

Por ejemplo:

La colocación del suelo de una vivienda por 10.000 €, correspondiendo 3.000 € a materiales aportados por quien realiza la obra, tributa toda ella al tipo reducido.

Una obra por un importe total de 10.000 €, si los materiales aportados ascienden a 5.000 €., tributa, sin embargo, al tipo general.

 Extraído de:
En resumen:
1) Debe de ser un particular o comunidad de Prop. ( No empresas o comunidades de Bienes).
2) Que la construcción o rehabilitación de la vivienda a que se refieren las obras haya concluido al menos dos años antes del inicio de estas últimas.
3) Que la persona que realice las obras no aporte materiales para su ejecución o, en el caso de que los aporte, su coste no exceda del 40 por ciento de la base imponible de la operación.
 Este último punto es el que causa más sorpresa ya que siempre se confía en “mi obra no excede del 40%” pero normalmente los materiales si suelen exceder ese porcentaje.
Además el cliente deberá hacer mención expresa que solicita el IVA reducido,que cumple dichos requisitos y pedirlo por escrito a la empresa instaladora.
Para cualquier cuestión relacionada con estos puntos no duden en escribirnos.
Entrada siguiente
Cambio de bañera por plato de ducha en A Coruña
Entrada anterior
Torres de TV, Torres de WiFi y Radioaficionado -Su Antenista en A Coruña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

nueve + 6 =

Menú